jueves, marzo 18, 2010

La zona de confort

La Zona de Confort es el conjunto de creencias y acciones a las que estamos acostumbrados, y que nos resultan cómodas. Aquello que está dentro de nuestra zona de confort lo podemos hacer muchas veces sin mayor problema y no nos produce una reacción emocional especial; en cambio, lo que está fuera de nuestra zona de confort nos incomoda, nos produce un cierto rechazo, nos provoca ansiedad o nerviosismo, nos da palo.
Vida de un consultor

Como sabrán bien, desde septiembre del 2006 vivo y trabajo en Holanda con mi chica y mi hijo. Eso supuso en su día, abandonar mi trabajo en Madrid, olvidar mis bocatas de jamón y cañas de Mahou en “el jamón y el churrasco”, los fines de semana con los amigos, las largas partidas de Play en casa de Pere… en definitiva, abandone mi zona de confort para trasladarme con la familia a Holanda y empezar una nueva vida.

El mero hecho de cambiar de trabajo ya es una salida de la zona de confort muy fuerte, pero si a eso le añades un nuevo idioma de trabajo, otro distinto en la calle, el papeleo, nueva comida, nuevos horarios, nuevas rutinas… cuando miro atrás me parece un milagro haber llegado hasta aquí!

Sin embargo, tras 3 años en Hoofddorp, me había creado una nueva zona de confort. Ya estaba habituado a no sufrir atascos, a comer a las 12 un brodje, a dejar a Raúl en el cole y marchar a la oficina sin stress ninguno…

La Zona de Confort es el conjunto de creencias y acciones a las que estamos acostumbrados, y que nos resultan cómodas. Aquello que está dentro de nuestra zona de confort lo podemos hacer muchas veces sin mayor problema y no nos produce una reacción emocional especial; en cambio, lo que está fuera de nuestra zona de confort nos incomoda, nos produce un cierto rechazo, nos provoca ansiedad o nerviosismo, nos da palo.

Tiene un sentido evolutivo muy claro: no hacer cosas que nos son extrañas, para las cuales no nos consideramos totalmente capacitados, y que posiblemente nos van a poner en peligro. Si no nos ponemos en peligro estaremos seguros, así que cuando permanecemos dentro de la Zona nos da una sensación reconfortante de seguridad, como el chico del ejemplo que no aborda al grupo de chicas. La desventaja es que si permanecemos dentro de la zona, estamos estancados, no progresamos.

Salir de la Zona de Confort es una actividad muy importante para crecer como personas. Mientras que la mayoría de la gente se estanca, porque no les gusta cambiar sus rutinas, aquellos que de verdad persiguen sus sueños y están dispuestos a conseguirlo, saben que para lograrlo tienen que romper con sus hábitos, enfrentarse a sus temores, y hacer cosas que jamás pensaron que se atreverían a hacer.

Salir de la zona de confort te hace crecer como persona, te hace madurar y te hace sentir que estás vivo. Lo malo es que te fuercen a salir de dicha zona de confort. Salir por propia voluntad requiere valor, que te saquen a la fuerza requiere paciencia y no perder los nervios.

Como decía, me hallaba yo de nuevo instalado en mi nueva zona de confort cuando sonaron todas las alarmas: mi empresa pensaba trasladar todos sus recursos de Marketing y Ventas a Irlanda. Cuando me preguntaron si estaba dispuesto a ir, dije inmediatamente que no. No me veo viviendo en una isla donde llueve tan a menudo que hasta los holandeses dirían que allí el tiempo es horrible.

En ese momento, no es que saliera de mi zona de confort, es que me expulsaban de ella!

Uno, que lleva trabajando en Ventas y Marketing más de 12 años en compañías internacionales punteras, pensó “bah, me busco otro trabajo y listos”. Y entonces me di de bruces con la realidad. Un 20% de paro en España y prácticamente ninguna oferta de empleo para Expats en Holanda.

En tiempos de crisis, el extranjero es el primero que echan y el ultimo que contratan.

La verdad, durante 2009 era poco menos que imposible encontrar anuncio ninguno en Ingles. En los pocos que estaban redactados en la lengua de Shakespeare, el holandés era un requisito imprescindible. Lo sueldos… llegue a recibir ofertas por el sueldo que tenía en España cuando marche. Cosa que, a toro pasado, me resulta cuando menos curiosa: en 2009 entraron en Holanda 3 billones de euros en forma de inversiones del extranjero que permitieron crear 2,870 nuevos puestos de trabajo. Claramente no para españoles ni para expertos en marketing.

Lo peor de todo, la sensación de impotencia. Si bien me las ingenie para tener entrevistas con los mejores headhunters del país, nada llego que se pareciera remotamente a las condiciones que tenía en mi empresa. “Si hablaras holandés” me decían todos… y claro, puedo aprender holandés, pero hablarlo al nivel profesional que tengo de inglés o español me parecía una tarea imposible.

Así pues, uno se veía entre quedarse en paro en extranjero sin apenas oportunidades de encontrar otro trabajo y volver a una España sumida en la peor crisis económica de los últimos tiempos.

Entonces sonó el teléfono. Era uno de los VP de la compañía. Quería transmitirme calma, contaban conmigo y no debía sentirme amenazado.

Y así hemos llegado al 2010… En mi oficina ha desaparecido más de la mitad de la gente, pero yo estoy desarrollando un trabajo nuevo, con un nuevo jefe que vive y trabaja en los USA (Erik, te voy a echar mucho de menos, de veras). Me han nombrado responsable de SEO y SM de la compañía, un trabajo que me llena más de lo que lo ha hecho ninguno en los ultimos años. Espero ser digno…

A ver lo que tardo en instalarme de nuevo en la zona de confort.

Gracias por visitar ALT164.

14 comentarios:

Enzo dijo...

Muy bueno el post, y mucha suerte encontrando la zona!

Juan Manuel E. R. dijo...

Muchas gracias Enzo. Parece que el post ha gustado!

saludos y gracias por leerme.

Nuno dijo...

Conho... que te intiendo muy bien :)
Estamos ambos en el mismo barco. "Saudade" decimos nosotros.

Couldn't wait to use that word... feel free to delete the repy if u want ;)

Juan Manuel E. R. dijo...

Nuno, muito obrigado pelo tuo comentario.

Yes we DO understand each other :)

Stirga dijo...

Estoy segura de que esta vez la adaptación a la zona de confort no sólo será más rápida, sino mejor (no olvides dejar un agujerito para seguir mirando al exterior). Un beso

Manu Benavente dijo...

MUy bueno, concemos eso de la zona de confort. Mi mujer es coach y tenemos una empresa: http://www.consultingcoachinggroup.com/
y este verano nos vamos a vivir a Holanda, seguro que no está peor que aquí la cosa. Porque esto es ya insoportable.
Vamos con muy buenas vibraciones y positividad y lo que dices de la zona de confort, por supuesto que lo sabemos pero "cada uno es dueño de su vida y es él mismo quién la crea"
saludos de desde Córdoba.

Juan Manuel E. R. dijo...

Hola Manu, ahora ya os tengo ubicados... :)

Mucha suerte!! Os deseo lo mejor en vuestra aventura.

Saludos.

La Petite en Belgique dijo...

Entiendo perfectamente lo que dices. Me alegro de que hayas tenido esa nueva oportunidad. Mucha suerte.

papamamabebe dijo...

Cuantas cosas han cambiado, tipico de nuestros tiempos, ya no te da tiempo ni de instalarte, siempre estar listo para continuar la marcha hacia la siguiente estacion
Nosotros aun estamos buscando casa, favor si puedes ayudarme, me pregunto que tan dificil se te hizo conseguir la tuya, algo por setecientos y algo y la zona de Harlemmermeer es lo que estamos buscando ya que tenemos todo iniciado en este germeente

Juan Manuel E. R. dijo...

Nosotros alquilamos por ese precio y lo encontramos en Funda...

Pelocha dijo...

Hola,

He encontrado tu blog por casualidad y me ha gustado mucho esta entrada. Espero que no tengas que trasladarte a Reino Unido, porque al clima te acostumbras, pero la forma de vida poco tiene que ver con la Española o con la Holandesa...y después de dos años y medio que he vivido en Glasgow tengo claro que en esas islas no me gustaría formar una familia y educar a mis hijos. Pero para gustos los colores, suelen decir :)

Saludos!

Jose Enrique dijo...

Los chinos tienen el concepto de "Crisis" no como amenaza sino como cambio u oportunidad.
Veo que lo has conseguido, en esas situaciones hay que aguantar pie en pared y afortunadamente has salido vencedor.
Aquí efectivamente la cosa está horrible, grave, ya da igual el apelativo. El problema es que veo esto a largo plazo y no sé cómo, o lo que es peor, quiñen le va a meter mano a la situación.
Enhorabuena por el cambio y recuerdos de uno de los del 20%

dem dijo...

Me ha gustado mucho mucho la entrada. Yo estoy de erasmus en Polonia. No sé si has oído hablar del famoso síndrome post-erasmus que se sufre a la vuelta. Se trata simplemente de una salida de zona de confort, pero a lo bestia. Por ser una de las primeras, y por tratarse ésta de una zona no ya de confort, sino de HÍPERconfort :D

En fin, que feliz de la vida yo por aquí, por supuesto, y aprendiendo el polaco que se puede; y con vistas a volver algún día a este país para quedarme.

Que siga yendo todo tan bien.

Un abrazo

PD: Y sí, somos inmigrantes, claro que sí, y respondemos al impulso natural del ser humano por movernos (que muchos, como tú bien has explicado, atrofian por "comodidad").

Juan Manuel E. R. dijo...

Dem, muchas gracias por dejar tus palabras. Te deseo mucha suerte!