sábado, febrero 17, 2007

Los mas felices


Leemos en el 20 minutos que los nenes holandeses son los mas felices del mundo. La verdad es que es cierto. La cara de Raul lo demuestra.

"Holanda ha sido siempre una sociedad centrada en la infancia", dice Paul Vangeert, profesor de psicología del desarrollo humano en la Universidad de Groningen. "Se pone especial énfasis en los niños más pequeños".

El profesor no se muestra nada sorprendido por los resultados del informe. "Por un lado se tienen los indicadores objetivos del informe, como la salud, los ingresos o la educación. Holanda es un país muy rico. Por el otro, y quizás lo que es más importante, están los indicadores subjetivos, el propio sentimiento subjetivo de bienestar de los jóvenes".

Aunque, también a veces se las traen los chavalitos...

2 comentarios:

Marujita Robinson dijo...

Hombre, no sé, es una noticia algo siniestra, pero al menos son solidarios los críos, si llega a ser en España la mandan tirar al río o algo...

c.o.v. dijo...

No, no, la historia de la profesora es muy bonita... Ella era profesora en una escuela "de método" o alternativa, y descubren que tiene cancer.

En este tipo de escuelas se tiende a sacar provecho educativo de todos los acontecimientos y situaciones, y los niños hablan mucho sobre las cosas que les rodean, lo bueno, lo que les hace mal...

Así que la maestra lo único que hizo fue ser consecuente con el propio método de su escuela, e intentar que los niños (que seguramente serían sus alumnos desde 1°, osea, que la conocían "de toda la vida"), no quedaran traumatizados por la muerte de ella, y que aprendieran a aceptar como natural la enfermedad y el dolor.

Uno de los alumnos implicados era el hijo de la profesora, para él la historia tiene una doble función: está aprendiendo a relativizar la enfermedad, y a despedirse de su propia madre...

Además, todo ello fue por iniciativa de la profesora, y consultado con los otros maestros y, muy importante, antes de comenzar nada los padres de los alumnos fueron consultados...

Para mantener en pie una historia así hay que ser muy adulto, y querer mucho a tus alumnos.

Y lo que van a vivir los alumnos no lo van a olvidar nunca, va a ser una lección de vida.

Pero bueno, lo que pasa es que yo también soy carne de escuela alternativa, por eso entiendo muy bien la historia.

Saludos!