jueves, enero 04, 2007

Lo que dejamos 2

Como explicación de mi post, valga este, leído en burbuja.info, del usuario Concrete:

"En España tenemos los precios de la vivienda disparados, de los más altos de nuestro entorno, de cualquier entorno, los sueldos medios por los suelos y los horarios de trabajo más irracionales de la unión europea.

Consecuencia de ello es que la generación del baby boom precisa de dos sueldos para pagar unas cuotas de hipoteca que, aupadas por el euribor, no dejan de crecer. Las parejas se levantan por la mañana, se dan un besito en el café y otro a las ocho de la tarde, cuando vuelven del curro.

Con este panorama es prácticamente imposible tener hijos, pero los que se atreven no pueden, evidentemente, darles la atención que necesitan, lo que deriva en chavales indisciplinados, consentidos, que no saben moverse por el mundo sin faltarle a todos Dios.

Eso sí, la mani del sábado que no nos la quiten, ya sea por el botellón, el agua, la guerra, ETA , el 11M o la visita del Papa, que no se nos olvide expresar nuestra opinión en los grandes temas.

Solbes nos avisa, con cara de conmiseración, de que la generación del baby boom lo va a tener negro para cobrar una pensión pública, mientras quita las desgravaciones a los que se atreven a embolsarse el plan de pensiones de golpe, no vaya a ser que "se hagan ricos".

"Ahora es la hora de tomar medidas", afirma. Medidas, supongo, que vayan más allá de seguir importando mano de obra barata de países subdesarrollados. Medidas como las alemanas, que están provocando un nuevo baby boom en aquel país. Medidas, por cierto, promovidas por un partido de derechas.

¿Pero alguien cree que en esta España de mierda, este país cainita en el que los gobiernos caen según atente uno u otro grupo terrorista, en este país, digo, algún partido político se va a atrever a promover ayudas cuyo efecto sólo se verá en un plazo de 20 o 30 años?

¿Saben qué? Que mucha suerte ahí fuera."