domingo, noviembre 26, 2006

Una entrada necesaria




Se me ha olvidado por completo mencionar una historia genial. Esto que veis arriba es el pirulo que se dieron Josu y Aurora con el Leoncito. La friolera de 1845 kilometros, que afrontaron en dos etapas. Encontrarnos fue genial, a base de llamadas de telefono, claro. Ninguno conociamos apenas los nombres de las calles. Hasta que vi llegar a lo lejos, muy a lo lejos, el discreto Seat Leon amarillo.

















Lo malo fue que conincidio con la historia del peque en el hospital y olvide contarlo. Fue una pasada encontraros aqui tios. Lamentamos que pasarais unas vacas tan precarias.

3 comentarios:

Aurora dijo...

Pero si somos nosotros..!!!


PEDAZO DE VIAJE!!! fue increíble, lo volveríamos a repetir 1000 veces. Desde el principio hasta el final todo fueron emociones. Es lo que tienen los grandes viajes, que están llenos de anecdotas. Estamos deseando volver, así que ya sabeis... prepararos un rinconcito. Para los que todavía no habeis estado vais a alucinar, con estos chicos da gusto.
Muchos besitos (para el enano también)

Juanma dijo...

Ya te digo Auri, que pirulo os pegasteis!

Revisando las fotos que nos habeis enviado he recordado que tambien tuvimos algun ratito bueno en Haarlem o la excursion que hicisteis a Amsterdam.

Lo dicho una pasada.

Ahora falta mencionar la visita de... MARTA MADRE!!! Ay Dios! Que tampoco hemos puesto nada!

Marta dijo...

Que pasa pepa...!! Tampoco te pases con el peloteo en los comentarios que se va a notar mucho que somos hermanas.

Besos a los dos y nos vemos en menos de un mes